ALEGRÍA Y UN GRAN APRENDIZAJE SE VIVE EN REUNIÓN PRESINODAL

Ciudad del Vaticano (www.pastoralsiglo21.org).- 21 de marzo del 2017.- En el transcurso de esta reunión pre sinodal con los jóvenes, han salido al descubierto las emociones que los más de 300 participantes están viviendo.

En un espacio de preguntas y respuestas el Santo Padre respondió a 5 jóvenes participantes, una chica de origen nigeriano liberada de la calle, un joven francés ateo, una chica argentina que enseña en Scholas Occurrentes, un seminarista ucraniano y una joven religiosa china.

Durante este encuentro el Sumo Pontífice recordó que a menudo se habla de jóvenes sin interpelarlos. Ellos son a menudo “marginados de la vida pública”, dado que, no obstante, se está limitados de una cultura que “por una parte idolatra la juventud, tratando de que no termine jamás, por la otra excluye a los jóvenes del ser protagonistas”. “En la Iglesia no debe ser así”, afirmó el Papa y agregó que es voluntad de la Iglesia “ponerse a la escucha de todos los jóvenes, ninguno excluido”.

También exhortó a los jóvenes a que: “por favor: sean valientes estos días, cuenten todo lo que les viene a la mente; y si te engañas a ti mismo, otro te corregirá. ¡Pero adelante, valientemente! … “en tiempos difíciles, el Señor hace avanzar la historia con los jóvenes”.  “Están invitados porque su aporte es indispensable”, les dijo.

Este sínodo es de mucha ayuda pues como comentó el Santo Padre “les necesita la Iglesia para preparar el Sínodo que en octubre reunirá a los obispos sobre el tema Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional” porque “los jóvenes tienen mucha fuerza para decir las cosas, para escuchar las cosas, para reír, y para llorar. Nosotros, los adultos, muchas veces hemos perdido la capacidad de llorar, nos hemos acostumbrado: “El mundo es así…que se conformen”. Y seguimos adelante. Por esta razón les exhortó a que, en estos días, sean valientes, y que digan todo lo que les sale de adentro, y si se equivocan dijo: otro te corregirá. ¡Adelante, con coraje!”

Con información de: Vatican News / AVC