INVITA A PONER A JESÚS COMO CENTRO DE LAS POSADAS

Monterrey, N. L. (www.pastoralsiglo21.org) 17 de diciembre del 2017.- El Arzobispo de Monterrey, Mons. Rogelio Cabrera López, habló en la tradicional rueda de prensa dominical sobre la importancia de vivir bien las posadas.

“Es muy sano recordar el origen de lo que celebramos, que es el caminar de María y José hacia Belén, que nos pone en esta toma de conciencia de que somos peregrinos y que hay muchos otros que buscan la hospitalidad que nosotros les podemos dar”, dijo.

Se puede confundir a las posadas con una simple fiesta ocasional, agregó. “Quiero animar a la gente que nunca se olviden de poner al centro el hecho que se conmemora, que al menos antes de comenzar la fiesta se pongan a rezar un Padre Nuestro y un Ave María para que así la fiesta esté en consonancia con el motivo”.

Es oportuno recordar que las posadas son una tradición mexicana, expresó, que junto con las piñatas son una buena catequesis para entender lo que significa ser cristiano y comprender que la vida es una continua peregrinación en la lucha contra el pecado y lo que se opone a la voluntad de Dios.

“Debe ser también el momento de reflexionar qué tanto estamos preparados para colaborar con quien busca de un mejor mañana, las posadas no deben ser solo el momento de reunión de amigos, sino un espacio para reflexionar y ayudar a quienes más lo necesitan”, recordó.

La convivencia con la familia y los amigos es la ocasión especial para solidarizarse con los más necesitados y desprotegidos.

“No hagamos de las posadas unas fiestas carentes de sentido, démosle un significado especial y comprometámonos para trascender en el corazón de aquellos que siguen peregrinando y los hermanos que buscan cobijo”, dijo.

Mons. Rogelio invitó a asistir a la celebración patronal de Nuestra Señora del Roble, el lunes 18 de diciembre a las 7:00 p.m. en donde por los 225 años del Seminario de Monterrey, se impondrá la sotana a los alumnos que recientemente ingresaron a esa institución.

Por Rocío Díaz