ARZOBISPO FELICITA A LAS FAMILIAS Y PIDE PERDÓN A LAS MUJERES

rueda5march

Monterrey, N. L. (www.pastoralsiglo21.org) 5 de marzo del 2017.- Hoy que se celebra el Día de la Familia, Mons. Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey, dijo que la sociedad debe velar para que esta institución sea valorada en todos sus aspectos, y protegerla en medio de los embates que se presentan contra el modelo siempre claro de una familia conforme a los designios de Dios.

Agregó que el Papa Francisco mencionó durante su visita a México que vivir en familia no siempre es fácil, muchas veces es doloroso y fatigoso, por lo que se deben sumar esfuerzos para que la familia siga fortalecida.

Debido a que el próximo miércoles 8 de marzo se celebrará el Día de la Mujer, Mons. Rogelio aprovechó la ocasión para felicitarlas, agradecerles y también para pedirles perdón.

“Quiero pedir perdón de todo corazón a todas las mujeres, especialmente a las consagradas, por su servicio a Dios, porque muchas veces desde nuestra limitación humana no hemos sabido agradecer lo suficiente todo el bien lo que hacen, pues su oración y entrega generosa son sustento indispensable que fortalece el crecimiento de la familia de Dios. Que sea Él siempre su mayor recompensa y gracias a todas las mujeres por ser signo de vida y de fecundidad”, expresó.

Antes de decir esto, reconoció que en algunos momentos de la historia no ha sido del todo claro que la Iglesia valora y reconoce la misión de cada mujer. También pidió que las instituciones paguen lo justo por el trabajo realizado a las mujeres.

“Que las mujeres puedan recibir el trato y salario que corresponda a su nivel como lo tiene cualquier varón. Ha sido siempre muy complicado este asunto, porque aunque se ha avanzado en la mirada de igualdad, sin embargo, todavía quedan en muchas personas e instituciones una actitud de menospreciar sus capacidades y su entrega”.

Volvió a pedir perdón porque “también en nuestras instituciones eclesiales muchas veces no se les ha dado el lugar que les corresponde siendo testigo de su entrega, de su calidad humana y de su calidad profesional”.

Como ejemplo, dijo que acaba de nombrar hace dos meses a la vicecanciller, que es una religiosa mujer que está al frente, junto al sacerdote, de todos los temas que tienen que ver con la diócesis.

“La mujer tiene una tesitura más compleja en su vida cotidiana: la mujer sabe ser esposa, sabe ser mamá y sabe ser profesionista; el varón, tradicionalmente, se ha olvidado de ser papá, de ser esposo, y solo se ha dedicado a su profesión”.

¿Casinos o parques?

Respecto a que se vuelven a abrir algunos casinos en la metrópoli, Mons. Rogelio dijo que debe analizarse la vía legal y los riesgos que tiene el crecimiento de estas diversiones.

“Podrían promoverse otro tipo de diversiones por parte de los municipios, que haya espacios para caminar, para que jueguen los jóvenes, porque inclusive los jóvenes organizados, por ejemplo del Movimiento de Juventudes Cristianas, tienen muchos problemas para que los dejen utilizar los parques. Creo que es un momento en donde no solamente se promuevan diversiones sedentarias, sino también diversiones que hagan bien a la salud mental y a la salud física de los ciudadanos”.

Por Rocío Díaz